Now Reading
El escritor Jordi LLobregat vivió en sus propias carnes una aventura de novela.

 

El escritor Jordi LLobregat vivió en sus propias carnes una aventura de novela.

En la vida siempre ocurren cosas inesperadas, situaciones que no podemos controlar… Y sobretodo cuando tienes un evento importante o algún lugar al que ir, la ley de Murphy dicta que te pasará todo tipo de cosas para que llegues tarde. Esto mismo es lo que le pasó a  Jordi Llobregat en el festival cultural de Torrente (Valencia) el pasado 29 de Noviembre, el cual empezó 20 minutos más tarde por su culpa.

De hecho, conocemos su historia de mano del mismo escritor, que creó un hilo en Twiter para contar lo sucedido:

Menos mal que en la terraza, donde estaba encerrado, tenían una caseta en la que guardaban ropa de verano. Jordi se vistió con unas chanclas y un bañador y, llenándose de valor, se dispuso a saltar el muro (de tres metros) para llegar a la terraza comunitaria.

Pronto descubrió que el Plan A no era una buena idea, ya que el supermercado llamó a seguridad, y le echaron. Los próximos minutos fueron muy intensos para Jordi. Ya que estaba solo en medio de la calle, vestido con tan solo un bañador y unas chanclas en pleno Noviembre, sin mascarilla y totalmente incomunicado.

See Also

Jordi pasa al plan B, la casa de su suegra. Se encontraba tan solo a 10 minutos de allí. Corriendo se dirige hacia el lugar de su salvación, pero cuando llega descubre que no hay nadie en casa.

Menos mal que en ese momento Jordi se recuerda de su hermano, que trabajo por allí cerca. Corriendo va a buscarle y por fin esta vez el plan le sale bien. Con el teléfono de su hermano, Jordi llama a su pareja, que le trae su ropa y le lleva a recoger a los escritores y, finalmente, al festival.

            Copyright © 2020 Grupo Internacional de Medios Diseño web plustecnologia.es